TODO SOBRE EL HEAVY METAL/ROCK
 
ÍndicePortalFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Historia de Buda

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Mistolobo



Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 14/08/2013
Edad : 80

MensajeTema: Historia de Buda   Mar Sep 03, 2013 11:15 pm

Bueno señoras y señores, aquí os traigo otra historia como la del pescador y el empresario, que tampoco la he escrito yo pero no sé donde ponerla. Y al igual que la otra, es una historia que me gusta contar y compartir siempre que puedo, esta vez la reflexión es sobre la existencia de dios, algo que en el mundo del metal es algo conflictivo y donde normalmente todo el mundo es "ateo anti-dios".
Puede parecer largo, pero si lo pongo yo, merece la pena Razz 
espero que os guste manada de blasfemos!! jejeje

Hay una hermosa historia de Gautama Buda...

Una mañana un hombre le preguntó: «¿Existe Dios?».
Buda miró al hombre a los ojos y le -dijo: «No, Dios no existe».

Ese mismo día, por la tarde, otro hombre le preguntó: «¿Qué piensas acerca de Dios? ¿Existe Dios?».
Buda miró al hombre a los ojos y le dijo: «Sí, Dios existe».

Ananda, que estaba con él, se quedó muy confundido, pero él ponía siempre mucho cuidado en no interferir en nada. Si tenía alguna pregunta, por la noche, cuando todo el mundo se retiraba y Buda se disponía a dormir, se la exponía.

Pero esa tarde, a la puesta de sol, otro hombre vino con una pregunta muy parecida aunque formulada de forma distinta. El hombre dijo: «Hay gente que cree en Dios y hay gente que no cree en Dios. Yo no sé a quien creer. He venido a pedirte ayuda».

Ananda estaba muy interesado en oír la respuesta de Buda; en un mismo día había dado dos respuestas absolutamente contradictorias y ahora surgía una tercera oportunidad (y no hay una tercera respuesta).
Pero Buda le dio una tercera respuesta. No habló, cerró los ojos. Era un hermoso atardecer. Buda estaba en un bosquecillo de mangos. Los pájaros estaban posados en las ramas de los árboles. El sol acababa de ponerse y soplaba una brisa fresca.

El hombre, al ver a Buda sentado con los ojos cerrados, pensó que quizás era esa la respuesta, así que se sentó junto a él con los ojos cerrados.

Transcurrió una hora y el hombre abrió los ojos, tocó los pies de Buda y dijo: «Tu compasión es grande. Siempre te estaré agradecido por haberme dado la respuesta».

Ananda no podía creer lo que veía, porque Buda no había dicho una sola palabra... Y el hombre se marchó tan contento, totalmente satisfecho. Entonces Ananda le dijo a Buda: «¡Esto es demasiado! Deberías pensar en mí; me vas a volver loco. Estoy al borde de un ataque de nervios. A un hombre le dices que Dios no existe, a otro hombre le dices que Dios existe y al tercero no le contestas. Y el tercero dice que ha recibido la respuesta, está contento y agradecido, y te toca los pies. ¿Me puedes explicar qué significa todo esto?».


Buda dijo: «Ananda, la primera cosa que debes recordar es que esas preguntas no las habías formulado tú; por tanto, esas respuestas no eran para ti. ¿Por qué te preocupas innecesariamente por los problemas de otra gente? Primero soluciona tus propios problemas».

Ananda dijo: «Es cierto, esas no eran mis preguntas y la respuestas no iban dirigidas a mí... ¿Pero qué puedo hacer? Tengo oídos y oigo, y he oído y he visto, y ahora todo mi ser está confundido. ¿Cuál es la respuesta correcta?».

Buda dijo: «¿Correcta...? Lo correcto es la consciencia. El primer hombre era un teísta y quería que le reafirmase en su creencia de Dios. Vino con una respuesta -una respuesta hecha- solamente para que le reafirmase en su creencia y poder decir: "Estoy en lo cierto, incluso el propio Buda me ha dado la razón." Por eso le he dado esa respuesta, solamente para perturbar su creencia, porque creer no es conocer.

»El segundo hombre era un ateo. También ha venido con una respuesta, una respuesta hecha -que Dios no existe-, y quería que le reafirmase en su incredulidad para poder decir que pienso como él. Tuve que decirle: "Sí, Dios existe." Pero el propósito era el mismo.

»Si eres capaz de ver mi propósito, verás que no hay contradicción. Estaba perturbando la creencia preconcebida del primer hombre y la incredulidad preconcebida del segundo hombre. La creencia es afirmativa, la incredulidad es negativa, pero en realidad ambas son una misma cosa. No provienen de alguien que conoce; y ninguno de ellos era un verdadero buscador, ambos acarreaban prejuicios.

»El tercero era un verdadero buscador. No tenía ningún prejuicio, abrió su corazón y me dijo: "Hay gente que cree en Dios, y hay gente que no cree en Dios. Yo no sé a quien creer. He venido a pedirte ayuda." Y la única ayuda que podía darle era una experiencia de consciencia silenciosa; las palabras son inútiles. Y cuando he cerrado mis ojos ha entendido el mensaje. Era un hombre con una cierta inteligencia: abierto, vulnerable. Y cerró los ojos.


»Al profundizar en el silencio, al volverse parte del campo de mi silencio y mi presencia, ha empezado a adentrarse en el silencio, a adentrarse en la consciencia. Cuando transcurrió una hora parecía como si sólo hubieran transcurrido unos minutos; no recibió ninguna respuesta en palabras pero recibió la verdadera respuesta en silencio: no te preocupes acerca de Dios, no tiene ninguna importancia si existe o no. Lo que importa es la existencia del silencio, si existe o no la consciencia. Si eres silencioso y consciente, tú mismo eres Dios. Dios no es algo ajeno a ti: o eres una mente o eres Dios. En silencio y conciencia, la mente se disuelve, desaparece, y se te revela la divinidad. Sin haberle dicho nada ha recibido la respuesta, y la ha recibido de una forma perfectamente correcta».
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Razorfire



Mensajes : 1705
Fecha de inscripción : 01/07/2013
Edad : 19
Localización : Madrid

MensajeTema: Re: Historia de Buda   Mar Sep 03, 2013 11:22 pm

o vaya que profundo, me ha gustado mucho Smile 
espero volver a leerte
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ben Tramer



Mensajes : 1109
Fecha de inscripción : 12/01/2013
Localización : Cuesta Verde

MensajeTema: Re: Historia de Buda   Mar Sep 03, 2013 11:47 pm

Yo me sabía la versión metal.

Hay una hermosa historia de Metal Buda...

Una mañana un hombre le preguntó: «¿Existe Dios?».
Metal Buda miró al hombre a los ojos y le -dijo: «No, Dios no existe».

Ese mismo día, por la tarde, otro hombre le preguntó: «¿Qué piensas acerca de Dios? ¿Existe Dios?».
Metal Buda miró al hombre a los ojos y le dijo: «Sí, Dios existe».

Amanda, piva embutida en cuero (y medio en cueros) que estaba con él, se quedó muy confundida, pero ella ponía siempre mucho cuidado en no interferir en nada. Si tenía alguna pregunta, por la noche, cuando todo el mundo se retiraba y Metal Buda se disponía a dormir (o lo que fuese), se la exponía.

Pero esa tarde, a la puesta de sol, otro hombre vino con una pregunta muy parecida aunque formulada de forma distinta. El hombre dijo: «Hay gente que cree en Dios y hay gente que no cree en Dios. Yo no sé a quien creer. He venido a pedirte ayuda».

Amanda estaba muy interesada en oír la respuesta de Metal Buda; en un mismo día había dado dos respuestas absolutamente contradictorias y ahora surgía una tercera oportunidad (y no hay una tercera respuesta).
Pero Metal Buda le dio una tercera respuesta. No habló, cerró los ojos. Era un hermoso atardecer. Metal Buda estaba en un bosquecillo de ortigas. Los cuervos estaban posados en las ramas de los árboles. El sol acababa de ponerse y soplaba una brisa fresca.

El hombre, al ver a Metal Buda sentado con los ojos cerrados, pensó que quizás era esa la respuesta, así que se sentó junto a él con los ojos cerrados.

Entonces Metal Buda sacó su Gibson y empezó a tocar los riffs del Symphony of Destruction. Transcurrió una hora y el hombre abrió los ojos, tocó los pies de Metal Buda y dijo: «Tu compasión es grande. Siempre te estaré agradecido por haberme dado la respuesta».

Amanda no podía creer lo que veía, porque Metal Buda no había dicho una sola palabra... Y el hombre se marchó tan contento, totalmente satisfecho. Entonces Amanda le dijo a Metal Buda: «¡Esto es demasiado! Deberías pensar en mí, colega; me vas a volver loca. Estoy flipando en colores. A un pavo le dices que Dios no existe, al otro colega le dices que Dios existe y al tercero no le contestas. Y el tercero dice que ha recibido la respuesta, está contento y agradecido, y te toca los pies. ¿Me puedes explicar qué significa todo esto?».


Metal Buda dijo: «Querida Amanda, estás buenorra que te cagas, pero la primera cosa que debes recordar es que esas preguntas no las habías formulado tú; por tanto, esas respuestas no eran para ti. ¿Por qué te preocupas innecesariamente por los problemas de otra gente? Primero soluciona tus propios problemas, chavala».

Amanda dijo: «Es cierto, esas no eran mis preguntas y la respuestas no iban dirigidas a mí... ¿Pero qué puedo hacer? Tengo oídos y oigo, y he oído y he visto, y ahora todo mi ser está confundido. ¿Cuál es la respuesta correcta?».

Metal Buda dijo: «¿Correcta...? Lo correcto es la consciencia. El primer hombre era un teísta y quería que le reafirmase en su creencia de Dios. Vino con una respuesta -una respuesta hecha- solamente para que le reafirmase en su creencia y poder decir: "Estoy en lo cierto, incluso el propio Metal Buda me ha dado la razón." Por eso le he dado esa respuesta, solamente para perturbar su creencia, porque creer no es conocer.

»El segundo hombre era un ateo. También ha venido con una respuesta, una respuesta hecha -que Dios no existe-, y quería que le reafirmase en su incredulidad para poder decir que pienso como él. Tuve que decirle: "Sí, Dios existe." Pero el propósito era el mismo.

»Si eres capaz de ver mi propósito, verás que no hay contradicción. Estaba perturbando la creencia preconcebida del primer hombre y la incredulidad preconcebida del segundo hombre. La creencia es afirmativa, la incredulidad es negativa, pero en realidad ambas son una misma cosa. No provienen de alguien que conoce; y ninguno de ellos era un verdadero buscador, ambos acarreaban prejuicios.

»El tercero era un verdadero buscador. No tenía ningún prejuicio, abrió su corazón y me dijo: "Hay gente que cree en Dios, y hay gente que no cree en Dios. Yo no sé a quien creer. He venido a pedirte ayuda." Y la única ayuda que podía darle era una experiencia de consciencia metalera; las palabras son inútiles. Y cuando he tocado mi Gibson ha entendido el mensaje. Era un hombre con una cierta inteligencia: abierto, vulnerable. Y cerró los ojos. Cerró los ojos y escuchó.


»Al profundizar en el riff, al volverse parte del campo de mi guitarra y mi presencia, ha empezado a adentrarse en el metal, a adentrarse en la consciencia. Cuando transcurrió una hora parecía como si sólo hubieran transcurrido unos minutos; no recibió ninguna respuesta en palabras pero recibió la verdadera respuesta en música: no te preocupes acerca de Dios, no tiene ninguna importancia si existe o no. Lo que importa es la existencia del metal, si existe o no la consciencia. Si eres jevata y consciente, tú mismo eres Dios. Dios no es algo ajeno a ti: o eres una mente o eres Dios. En realidad tu Dios es el Metal. Y no hay más Dios que ese. Sin haberle dicho nada ha recibido la respuesta, y la ha recibido de una forma perfectamente correcta».
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mistolobo



Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 14/08/2013
Edad : 80

MensajeTema: Re: Historia de Buda   Mar Sep 03, 2013 11:56 pm

jajajajajajjajajajajaajjaja
en realidad esa es la historia original jejejeje
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
david1987



Mensajes : 3009
Fecha de inscripción : 07/12/2011
Edad : 47

MensajeTema: Re: Historia de Buda   Miér Sep 04, 2013 12:04 am

jajajajaja muy bueno Ben, que arte.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Historia de Buda   Hoy a las 11:09 pm

Volver arriba Ir abajo
 
Historia de Buda
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Nuestra Historia de Marcianos y Venusianas
» LAS PEORES PELÍCULAS DE LA HISTORIA
» Los 10 peores vocalistas de la historia
» Historia de amor en la quinta avenida (nick y tu) hot y romantica
» School Days: La Historia De Un Tragico Amor (De Todo Un Poco) Nick y Tú

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
HEAVY METAL HASTA LA MUERTE :: LITERATURA / REDACCIONES :: Relatos Propios-
Cambiar a: